Torrontés PDF Imprimir E-mail

 

En el noroeste el Torrontés; esta uva no fue aporte de inmigrantes sino de los conquistadores. Llegó a Nonogasta traído por el capitán Diego de Garzón en 1611. Una cepa de segunda, de las márgenes del Oja, río español. Por eso Torrontés de Rioja, aunque los riojanos de acá están peleando por su Denominación de Origen y ya lo llaman Torrontés riojano.

Las condiciones de suelo y clima lo transformaron en otra cosa. La uva da vinos de aromas voluptuosos, que varían según las condiciones de la vinificación. Hay Torrontés más elefantes, otros casi desmesurados. Los foráneos los aman, los locales lo entienden poco por prejuiciosos, saben de su pasado damajuanero. Una característica de muchos Torrontés, especialmente los de Salta y La Rioja, es el retrogusto algo amargo. Las mejoras en las técnicas de vinificación están evitando el defecto y producen vinos elegantes, manteniendo la tipicidad, su exuberancia en los aromas.

Los antitorrontés suelen esgrimir argumentos insustanciales:

  1. Es dulce. Falso, confunden nariz y boca. Suelen ser muy secos.
  2. No sirven para combinar con platos. Sí señor. No sólo las empanadas autóctonas, el Torrontés va genial con platos de la moderna cocina fusión, platos thai picantes, sushi y sashimi.

Recomendado:

Imagen de muestra

San Pedro de Yacochuya Torrontes

Variedad: 100% Torrontés.
Viñedo: Finca Yacochuya, Valles Calchaquíes, Cafayate, Salta, Argentina.
Tipo de viña: parral. Edad del viñedo: 50 años
Enólogos: Arnaldo Etchart (Cafayate, Salta, Argentina) & Michel Rolland (Pomerol, Bordeaux, Francia).
Vinificación: Maceración pelicular de 4 horas en prensa neumática Bucher.
Fermentación a temperaturas controladas (15º) en tanques de 5.300 litros de acero inoxidable. Levaduras seleccionadas.

Nota de Cata
Color: Amarillo pajizo brillante
Nariz: Muy frutal y floral. Recuerdos a la uva y su jugo.
Maridaje: Comida criolla argentina/Pescados/Pastas/Cocina del sudeste asiático
Degustación: Esta variedad de origen español, que adquiere todo su esplendor en Cafayate, entrega toda la riqueza del suelo, combinando aromas frutales y florales a la nariz y en boca seco e intenso. Conviene beberlo joven y entre 6º a 8º C de temperatura.